Comunicado de prensa de organismos de DDHH

El Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, la Asociación Ecuménica de Cuyo y la Asociación Madres de Plaza de Mayo, repudian el accionar de los sectores que pretenden utilizar un reclamo salarial para instalar el miedo y la desestabilización de las instituciones democráticas.

Las fuerzas de seguridad tienen la obligación de subordinarse al gobierno elegido democráticamente por el voto popular, no pueden volver a ser instrumento de los intereses de los grupos concentrados y monopólicos en contra del pueblo, imponiendo sus planes de ajuste y marginación a los argentinos.

Instamos a todos los mendocinos y mendocinas a respaldar al gobierno elegido democrática y constitucionalmente, por la igualdad, la justicia y la libertad de todos los argentinos, rechazamos las presiones extorsivas de cualquier sector que pretenda imponer condiciones al gobierno fundándose en amenazas, el uso de armas, la interrupción de comunicaciones y rutas, y otras metodologías ajenas al respeto de las instituciones condicionada de ingresos, es decir que los padres deben cumplir con aspectos relacionados con la educación y salud de niños y adolescentes, los investigadores analizaron el impacto que tuvo sobre los efectores públicos.

A modo de conclusión determinaron que los controles de crecimiento y desarrollo aumentaron 21 por ciento en el periodo 2009/2010. Sin embargo recomendaron atender la situación de algunos departamentos rurales, como Junín, donde una gran cantidad de población recibe el beneficio, pero los controles de crecimiento y desarrollo disminuyeron.

Si bien aumentó la demanda sobre los efectores de salud, la mayoría de las familias consultadas expresaron las dificultades que existen con el sistema de turnos, lo que aparece como el principal expulsor del sistema sanitario.

En cuanto al sistema educativo, el mayor impacto de la AUH se registró en los Centro de Educación Básica de Adultos (CEBA) que corresponden al nivel primario, el crecimiento de 2009 a 2010 fue de 7,3 por ciento y en los Centros Educativos de Nivel Secundario (CENS) del 8,49%.

En cuanto al nivel secundario se produjo un incremento del 1,01 por ciento de la matricula desde 2009 a 2010. Sin embargo, los investigadores plantearon como el gran reto superar la tensión entre la reinscripción en el nivel y la retención educativa.

El trabajo también incluyó los posibles cambios que produjo la AUH en las áreas de atención específica de Niñez y Adolescencia. Concluyeron que, si se tienen en cuenta las situaciones históricas más generalizadas de atención, las condiciones de pobreza e indigencia comienzan a dejar de ser el círculo irrompible que impide o limita cualquier posibilidad de establecer otras estrategias u abordajes.

Una situación similar –según el estudio- es a la que se enfrentan las áreas de Desarrollo Social de las comunas. A través de entrevistas se determinó que algunas redujeron sus intervenciones en cuanto a las situaciones de emergencia, por lo que se planteó como un desafío redireccionar políticas para atender a las nuevas demandas.

Las Organizaciones de la Sociedad Civil también tuvieron un apartado importante en el estudio, teniendo en cuenta que en muchos casos la AUH cambió sus formas de trabajo. A modo de conclusión, los investigadores aseguraron que el desafío es revisar las prácticas organizacionales para lograr fortalecer la política pública.

Equipo de investigadores

El equipo de investigación liderado por Rosa Goldar estuvo conformado por los sociólogos Andrés Domínguez (colaborador principal) y Matías Rojo, la licenciada en Ciencias Políticas y Administración, Nora Páez; las licenciadas en Trabajo Social, Carolina Aciar y Valeria Chiavetta; el economista, Pablo Potaschner; el docente Miguel Masnu, y Valentina Chiavetta, que fue ayudante de campo.